Conozca nuestros servicios legales para empresas

¿Cómo se pagan las deudas en dólares en Argentina?

por | 8 Ene 2021

La asunción de deudas en dólares en Argentina ha sido uno de los mecanismos que más se ha utilizado para paliar la alta inflación endémica que padece la economía argentina desde hace muchos años. Otros mecanismos para paliar la desvalorización de la moneda nacional han sido la indexación o actualización monetaria, la aplicación de tasas de interés impuras ante la mora, y la estipulación de obligaciones de valor.

En el presente artículo trataremos exclusivamente el tema de las deudas en dólares en Argentina, aunque todo lo que digamos al respecto se aplica a cualquier obligación que haya sido contraída en moneda extranjera.

Las obligaciones en monedas extranjeras, sin curso legal en la Argentina, han sido reguladas principalmente por los artículos 765 y 766 del Código Civil y Comercial de la Nación (el CCCN). Lamentablemente tal regulación ha sido desprolija y dejado incertidumbres que provocan inseguridad jurídica y que han tenido distinto tratamiento en casos resueltos por la jurisprudencia.

Las dudas que plantea el CCCN sobre las deudas en dólares son:

  1. La facultad del deudor de liberarse pagando en moneda nacional, y la validez de su renuncia;
  2. La validez de las cláusulas de utilización de mecanismos bursátiles en caso de restricciones de acceso al mercado de cambios;
  3. El tipo de cambio a utilizar cuando el deudor puede liberarse pagando en pesos; y
  4. La tasa de interés.

1) La facultad del deudor de liberarse pagando en moneda nacional, y la validez de su renuncia

De conformidad al artículo 765 del CCCN, cuando se pactó a deuda en dólares, u otra cualquiera moneda extranjera, “… el deudor puede liberarse dando el equivalente en moneda de curso legal”.

La norma citada no aclara si es posible el pacto en contrario, por lo que se discute si el deudor puede renunciar a la facultad de liberarse pagando en moneda nacional.

La posición doctrinal mayoritaria admite la renuncia en los contratos y la estipulación del pago en moneda extranjera como condición esencial, aún cuando hay algunas opiniones en contrario.

2) La validez de las cláusulas de utilización de mecanismos bursátiles en caso de restricciones de acceso al mercado de cambios

Aceptado que el deudor puede renunciar a la facultad de liberarse de una deuda en dólares pagándola con pesos, si existiere control de cambios con prohibiciones y restricciones al acceso al mercado de cambios para adquirir moneda extranjera, como ha ocurrido muchas veces en la Argentina y se da en la actualidad, podría existir una imposibilidad de cumplimiento ajena al deudor.

Es por eso que es frecuente en la práctica contractual incluir cláusulas por la cuales el deudor deberá cumplir mediante utilizando ciertos mecanismos bursátiles para hacerse de la moneda extranjera, como los llamados en la actualidad “dólar bolsa” o “contado con liquidación”. El recurso a estos mecanismos bursátiles ha sido validado por la jurisprudencia para el caso de las llamadas “cláusulas bonex”[1]

Sin perjuicio de lo anterior, existen algunos casos en los que el deudor puede acceder al mercado de cambios para adquirir divisas a los fines de pagar deudas en dólares, en los cuales los mecanismos bursátiles pierden trascendencia[2].

3) El tipo de cambio a utilizar cuando el deudor puede liberarse pagando en pesos

Cuando el deudor pueda pagar en pesos, la cotización del dólar informal o “blue” no podrá tomarse como referencia a los fines de la cancelación de las deudas en dólares. Sobre el punto, la reciente jurisprudencia ha adoptado diferentes posiciones al respecto.

Así se ha tomado la cotización del tipo vendedor del Banco de la Nación Argentina incrementada en un 30% en concepto del “impuesto para una Argentina inclusiva y solidaria”, con más un 35% en concepto de percepción autorizada por la Resolución General de la AFIP N° 4815/2020[3].

Pero también  se ha resuelto aplicar el valor del llamado “dólar solidario”, sin la percepción adicional del 35% a cuenta del impuesto a las ganancias[4]. O se ha aplicado el valor del dólar tipo vendedor más el 30%, pero en base a la cotización de la divisa  que informe el Banco Central[5].

4) La tasa de interés

Cuando se trata de una deuda en dólares, no podrán utilizarse tasas de interés que incluyan la depreciación monetaria en caso de mora. Justamente se pacta la moneda extranjera como una prestación que mantiene su valor. Los intereses moratorios deberán entonces calcularse a tasas puras, sin componente inflacionario.

En este punto, por ejemplo, la jurisprudencia ha resuelto que para las deudas en dólares,la tasa de interés no podrá superar el ocho por ciento anual directo sin capitalizar, por todo concepto[6].

Finalmente, no debemos dejar de mencionar que en el tema de las deudas en dólares siempre campea la posible aplicación de la teoría de la imprevisión cuando la magnitud de la devaluación haya convertido en excesivamente oneroso el pago en la moneda extranjera convenida. Muy recientemente y respecto de contratos de locación en dólares la jurisprudencia ha aplicado la teoría de la imprevisión, reajustando el precio del alquiler en base a la teoría del esfuerzo compartido[7].

Y sobre la actualización monetaria o el pacto de obligaciones de valor (por ejemplo, entregar una cierta especie de cosas) para compensar la desvalorizacion de la moneda nacional? Nos referiremos e estos mecanismos en una futura publicación en nuestro Blog Legal. Si le interesa estar actualizado, por favor, suscríbase al mismo aquí: https://cspabogados.us8.list-manage.com/subscribe?u=611d7c8302346b3cc9ebcc5ac&id=6372859955

Mario E. Castro Sammartino

[1] CNCiv., Sala F, “F.M.R. c. A, C. y A.”, 25/08/2015, LA LEY, 2015-E, 174.

[2] Por ejemplo, pagos de capital e intereses de endeudamientos financieros con el exterior, siempre que los fondos desembolsados a partir del 1 de septiembre de 2019 hayan sido ingresados y liquidado en el mercado de cambios, y la operación se encuentre declarada, en caso de corresponder, en la última presentación vencida del Relevamiento de activos y pasivos externos” (BCRA, Comunicación “A” 6844 y complementarias).

[3] CNCom., sala F, “Ortola Martínez, Gustavo Marcelo c/ Sarlenga, Marcela Claudia s/ ordinario”, 15/10/2020, AR/JUR/47237/2020.

[4] CNCom. Sala A, Fideicomiso de Recuperación Crediticia c/ Yoma Emir Fuad y otro s/ ejecutivo”, 19/10/2020; AR/JUR/48310/2020.

[5] CCiv. y Com. Dolores, “Zuccato, María Catalina / Lobos, Yanina Marial, y otro s/ reivindicación”, 7/7/2020.

[6] CNCiv., Sala G, “K., V. c/ E. S., B. G. y otro s/ejecucion hipotecaria”. Fallo del 2 de octubre de 2019

[7]  CNCom., sala de feria, “América T.V c. Practiplus S.A s/ ordinario”, 16/06/2020, AR/JUR/18799/2020

CNCiv., sala J, “H. B. de B. A. c. Z. S. A. s/ Medidas precautorias”, 14/09/2020, AR/JUR/37205/2020.

Mario E. Castro Sammartino

Nuestras publicaciones expresan exclusivamente la opinión de su autor y no constituyen consejo ni opinión legal sobre caso alguno. De necesitarlo debe consultar con su abogado de confianza.

Si desea información sobre cuestiones legales de interés o consultar sobre su caso particular, por favor, suscríbase a nuestro Blog Legal o contáctenos a su conveniencia.

 Castro Sammartino & Pierini con su empresa, para estar mejor, siempre.

¿Preparado para estar mejor?

¿Sólo desea seguirnos por el momento?

Compártalo