No competencia laboral: como proteger los activos intangibles de las empresas durante el empleo y luego de su terminación

La no competencia laboral es una obligación que los empleados deben asumir y que tiende a la protección de los activos intangibles de los empleadores. Las empresas, no importando su actividad, sufren una constante tensión entre la protección de sus conocimientos técnicos y comerciales y la necesidad de que sus empleados accedan a los mismos para la gestión, lo cual puede generar problemas de importancia tanto durante la vigencia de la relación laboral como luego de su extinción.

Así, se han producidos numerosos casos de desarrollo de actividades en competencia durante las relaciones de dependencias, , como también de finalizaciones de las mismas para pasarse rápidamente a empresas competidoras o empezar a disputar el mismo mercado de la ex empleadora de manera independiente. Cuanto mayor sea la jerarquía, especialización y conocimiento de los empleados en cuestión, más es la probabilidad que alguno de esos comportamientos pueda producirse.

Es entonces de particular importancia el diseñar e implementar las herramientas legales necesarias para el cuidado de los activos intangibles que tanto tiempo y dinero le han costado a una empresa adquirir, se trate de conocimientos técnicos, planes comerciales, listados de clientes, proyectos de investigación, desarrollo, marketing o cualquier otra información secreta, privilegiada y sensible.

Compromisos de confidencialidad y lealtad, políticas de tratamiento de los documentos y de uso de las herramientas tecnológicas, acuerdos de no competencia post empleo, con las diversas modalidades que se puedan establecer de acuerdo a las características y dinámica de cada empresa particular, son modos de cuidar los valores inmateriales de la actividad empresaria. Para todo ello, la jurisprudencia de nuestros tribunales ha brindado importantes pautas a considerar cuando se diseñan la políticas de confidencialidad y seguridad de la información.

Es posible entonces prevenir o mitigar el riesgo de la pérdida de los activos inmateriales. Únicamente hay que tener conciencia de su necesidad y voluntad de hacerlo. Si lo desea, nos contacta y el resto queda en nuestras manos.

Si le gustan estas reflexiones, por favor, compártalas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page