Derechos del socio minoritario en Argentina: la necesidad de métodos de prevención  y resolución de conflictos

Al constituir una sociedad para hacer negocios siempre deberían considerarse los derechos que la Ley General de Sociedades Nº 19.550 (la LGS) otorga a los accionistas o socios minoritarios – muchos de los cuales sin tenencia mínima requerida -, tales como:

1. Los socios pueden examinar los libros y papeles sociales y recabar los informes que estimen pertinentes. Salvo pacto en contrario en los contratos sociales o estatutos, este derecho no puede ser ejercido en sociedades con órgano de control designado (por ejemplo, sindicatura) (LGS, artículo 55);

2. Tratándose el caso de sociedades cuyos contratos sociales o estatutos prevean órgano de control, accionistas o socios representando no menos del dos por ciento del capital social pueden:

            a. Requerir a la Sindicatura, en cualquier momento, información sobre las materias de su competencia (LGS, artículo 294, inciso 6); y

        b. Denunciar a la Sindicatura lo que consideren pueda afectar los negocios. La Sindicatura debe investigar las cuestiones, mencionarlas verbalmente a la asamblea de accionistas y realizar los comentarios y propuestas que puedan ser relevantes. La Sindicatura puede también convocar una asamblea o reunión de socios para resolver al respecto cuando la situación sujeta a investigación no recibe del directorio u órgano de administración el tratamiento que considere adecuado y juzgue necesario actuar con urgencia (LGS, artículo 294, inciso 11);

3. Un accionista que represente por lo menos el cinco por ciento del capital social (si los estatutos no fijaran una representación menor) puede requerir al Directorio – o al Síndico – que convoque una asamblea de accionista, indicando los temas a tratar. La asamblea será convocada para que se celebre en el plazo máximo de cuarenta días de recibida la solicitud. Si el Directorio – o la Sindicatura – omitiera convocar la asamblea, el accionista afectado podría requerir la convocatoria por el organismo de control societario o judicialmente (LGS, artículo 236);

4. Ejercer el voto acumulativo para tratar de asegurarse representación en el directorio y cubrir hasta un tercio de la posiciones a ser elegidas  (LGS, artículo 263);

5. Los accionistas pueden impugnar judicialmente cualquier resolución de la asamblea adoptada en violación de la ley, el estatuto o el reglamento, siempre que no hubieren votado favorablemente en la respectiva decisión o hayan estado ausentes en la reunión. La acción deberá promoverse dentro de los tres meses de clausurada la asamblea. Adicionalmente, pueden requerir la suspensión preventiva de la resolución si existieren motivos graves y no mediare perjuicio para terceros, previa garantía suficiente para responder por los daños que dicha medida pudiere causar a la sociedad (LGS, artículos 251 y 252);

6. El derecho de suscripción preferente y de acrecer sus tenencias en el caso de aumentos de capital (LGS, artículo 194);

7. Los accionistas tienen el derecho de separarse de la sociedad cuando la asamblea de accionistas aprueba ciertas modificaciones estructurales, tales como la transformación y la prórroga (excepto en las sociedades que hacen oferta pública o cotización de sus acciones), la transferencia del domicilio al extranjero, el cambio fundamental del objeto social, los aumentos de capital que competan a la asamblea extraordinaria y que impliquen desembolso para el socio, etc. (LGS, artículos 244 y 245);

8. Accionistas que representen por lo menos el cinco por ciento del capital social pueden oponerse a la extinción de la responsabilidad del directorio decidida por la asamblea de accionistas (LGS, artículo 275) y promover acción individual de responsabilidad (LGS, artículo 279);

9. Cuando la asamblea deba adoptar resoluciones que afecten los derechos de una clase de acciones, se requerirá el consentimiento o ratificación de esta clase prestado en una asamblea especial (LGS, artículo 250);

10. Cualquier socio puede requerir judicialmente la intervención de la sociedad como medida cautelar cuando el o los administradores de la sociedad realicen actos o incurran en omisiones que la pongan en peligro grave (LGS, artículos 113 y 114).

Más allá de los derechos arriba explicados y cuando es el caso de sociedades que hagan oferta pública, la Ley de Mercado de Capitales Nº 26.831 establece derechos adicionales para los accionistas minoritarios.

Cuando surge el conflicto, los derechos del socio minoritario pueden ser ejercidos abusivamente para obstaculizar o paralizar los negocios de la sociedad y ejercer presión para negociar la compra de sus participaciones sociales. Por lo tanto, es esencial desarrollar, en los contratos sociales o estatutos o en acuerdos privados de accionistas, los mecanismos apropiados o los métodos de resolución de disputas para prevenir o minimizar los diferendos sin afectar o comprometer el futuro de la sociedad.

Para información adicional sobre éstas o cualesquiera otras cuestiones relacionadas con hacer negocios en la Argentina, por favor, suscríbase a nuestro Blog Legal o contáctenos a su conveniencia.

Mario Eduardo Castro Sammartino

Nuestras publicaciones expresan exclusivamente la opinión de su autor y no constituyen consejo ni opinión legal sobre caso alguno. De necesitarlo debe consultar con su abogado de confianza o puede contactarnos a su conveniencia. Si le ha gustado el artículo, por favor, compártalo.

Artículos recientes en el Blog Legal

Donaciones como anticipo de herencia: la pérdida del valor del bien por las disposiciones del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación

Las donaciones como anticipo de herencia han sido una practica común para evitar el proceso sucesorio del donante propietario de los bienes, sobre todo en relación a inmuebles.
Sin embargo, las modificaciones introducidas por el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (el CCCN) han provocado que los bienes donados queden virtualmente fuera del comercio por un plazo de diez años como seguidamente se explicará.

leer más

El WhatsApp como prueba para el derecho: un reciente fallo reconoce su valor. El WhatsApp en el trabajo, su creciente utilización

Los servicios de comunicación instantánea son una realidad de creciente utilización en todos los ordenes de la vida diaria, sea personal, familiar, empresaria o comunitaria, realidad que está empezando a ser reconocida judicialmente. Así, el WhatsApp como prueba para el derecho ha recibido acogida por la doctrina judicial en un reciente fallo, dictado con fecha 1 de junio de 2017, por la Sala Tercera de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributario de Mendoza, en los autos A. Nº 253.184/52.190 – “Llopart Ricardo José c/Lombardich, Luis y Ot. p/ Cob. de Pesos”.

leer más

La reglamentación de las SAS: normas de la IGJ y la AFIP

La reglamentación de las SAS: normas de la IGJ y la AFIP
En la jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las Sociedades por Acciones Simplificadas (o SAS) han sido reglamentadas por la Inspección General de Justicia (o IGJ) mediante la Resolución General Nº 6/2017 – y sus Anexos A, A1, A2 y A3 – publicada en el Boletín Oficial del 27 de julio de 2017. Seguidamente, la misma IGJ conjuntamente con la Administración Federal de Ingresos Públicos (o AFIP) dictaron la Resolución Conjunta General Nº 4098-E/2017 (Boletín Oficial del 28 de julio de 2017). Nos referiremos a ambas resoluciones como la Reglamentación de las SAS.

leer más

Disolución por mutuo acuerdo: su validez a la luz de un reciente fallo que interpreta correctamente la cuestión

Disolución por mutuo acuerdo: su validez a la luz de un reciente fallo que interpreta correctamente la cuestión
Sea a iniciativa de la empresa o del trabajador, es común que las partes del contrato de trabajo busquen en muchas ocasiones ponerle fin sin llegar a un conflicto, y que dicha finalización se formalice mediante escritura pública como una disolución por mutuo acuerdo (Ley de Contrato de Trabajo, artículo 241), acompañada usualmente con una gratificación por cese de la relación. Mientras no existan vicios de la voluntad del trabajador en terminar el contrato de trabajo de esa forma, dichos acuerdos son válidos como correctamente lo ha interpretado un reciente pronunciamiento.

leer más

Gratificación laboral: ¿puede compensarse con futuros reclamos del trabajador?

Es frecuente que las empresas, por distintos motivos, otorguen una gratificación laboral voluntaria y extraordinaria cuando un empleado finaliza su relación de trabajo. En la práctica observamos que esta gratificación laboral puede concretarse, por ejemplo, mediante un simple concepto agregado en la liquidación final ante una renuncia del trabajador o a través de un acuerdo mutuo de disolución de la relación formalizado privadamente u otorgado ante escribano público.

leer más
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page