Cambio de lugar de trabajo ¿facultad de organización o injuria laboral?

El cambio de lugar de trabajo afecta uno de los elementos esenciales del contrato laboral. Sin embargo, existen ciertas hipótesis en las cuales el cambio de lugar de trabajo puede ser razonable, no provocar perjuicios para el trabajador y, por ende, legal. Es de la mayor importancia entonces deslindar cuando se trata del ejercicio de las facultades de dirección y organización del empleador y cuando se convierte en una injuria laboral que da derecho al trabajador a resistir el cambio de lugar de trabajo y eventualmente considerarse despedido.

En primer término, es en el contrato laboral a celebrarse al comienzo de la relación donde debe establecerse con precisión el o los ámbitos geográficos y lugares de trabajo donde el empleador puede requerir que el empleado preste su servicios y en qué condiciones puede disponerse el cambio de lugar de trabajo.

Luego, establecido el lugar de trabajo, debe interpretarse en qué condiciones puede modificarse el mismo. En este sentido, si el cambio de lugar de trabajo es razonable y no produce perjuicios para el trabajador, dicha modificación debe interpretarse como un ejercicio de las facultades de dirección y organización del empleador que no constituye injuria laboral.

La clave entonces será determinar cuándo el cambio de lugar de trabajo ocasiona perjuicios. La calificación del perjuicio estará en última instancia siempre sujeta a la valoración de la jurisprudencia, como un reciente fallo lo ha hecho.

Si desea conocer más sobre los criterios a tener en cuenta para evaluar si el cambio de lugar de trabajo puede generar perjuicios para el empleado, por favor, contáctenos.

Mario Eduardo Castro Sammartino

Nuestras publicaciones expresan exclusivamente la opinión de su autor y no constituyen consejo ni opinión legal sobre caso alguno. De necesitarlo debe consultar con su abogado de confianza o puede contactarnos a su conveniencia. Si le ha gustado el artículo, por favor, compártalo.

Artículos recientes en el Blog Legal

Convenios de socios: el mando de la sociedad, el bloqueo de las participaciones sociales y otras funciones

Los convenios de socios (conocidos también como contratos parasociales, acuerdos de accionistas, sindicación de acciones, sindicato de accionistas, entre algunas de las definiciones que suele dárseles) son verdaderos contratos celebrados entre algunos o todos los socios de una sociedad y que sientan, de manera mucho más amplia que los estrechos y rígidos contratos sociales o estatutos, el entendimiento sobre las condiciones, sustentabilidad y perdurabilidad del negocio.

leer más

Derechos de los accionistas minoritarios en la Argentina: la necesidad de métodos de prevención y resolución de conflictos

Derechos de los accionistas minoritarios en la Argentina: la necesidad de métodos de prevención y resolución de conflictos
En la asociación para la realización de negocios, siempre deberán considerarse los derechos que la Ley General de Sociedades Nº 19.550 (o LGS) concede a los accionistas o socios minoritarios – muchos de los cuales sin requerir una tenencia mínima de participaciones sociales –

leer más

La empresa familiar en Argentina. El protocolo de familia, los pactos de herencia, la sucesión y otras cuestiones legales

La empresa familiar en Argentina, como en el resto del mundo, ocupa un lugar preponderante en la sociedad y en la economía. La sensibilidad de los vínculos entre las personas que las integran, como las distintas vicisitudes que acontecen a sus miembros (matrimonios, nacimientos, divorcios, fallecimientos, incapacidades, etc.), hacen que las empresas familiares se encuentren más comprometidas que aquellas que solo se basan en una acumulación de capitales. Es por ello que un adecuado diseño jurídico de muchas de las cuestiones de la empresas familiares es vital para el mantenimiento de su valor y su transmisión.

leer más

Donaciones como anticipo de herencia: la pérdida del valor del bien por las disposiciones del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación

Las donaciones como anticipo de herencia han sido una practica común para evitar el proceso sucesorio del donante propietario de los bienes, sobre todo en relación a inmuebles.
Sin embargo, las modificaciones introducidas por el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (el CCCN) han provocado que los bienes donados queden virtualmente fuera del comercio por un plazo de diez años como seguidamente se explicará.

leer más
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page